Donación renal pareada disminuiría el gasto anual para tratar la insuficiencia renal crónica

La enfermedad renal es la quinta causa de muerte en México y afecta a 120.000 pacientes. En sus etapas terminales, la enfermedad es tratada con diálisis o hemodiálisis, tratamientos que conllevan a un gasto anual de 25.700 millones de pesos mexicanos (alrededor de 1.300 millones de dólares).

En este contexto, el Centro Mexicano de Pro Donación Renal —PRORENAL— ofrece la donación renal pareada, una alternativa que alivia los gastos incurridos por el Estado en el tratamiento de estos pacientes gracias a una estrategia que encuentra parejas donante-receptor compatibles no relacionados, para lograr trasplantes en miles de enfermos y disminuir progresivamente la lista de espera, reveló la institución en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la Dra. Laura Basagoitia, coordinadora médica PRORENAL, en México hay aproximadamente 60.000 pacientes en hemodiálisis y 40.000 en diálisis peritoneal y cada año se diagnostican alrededor de 30.000 nuevos casos de insuficiencia renal, por lo que el número va en aumento junto con los gastos que conlleva dicho padecimiento.

La donación renal pareada funciona mediante un ‘Algoritmo de compatibilidad’ que permite analizar cientos de variables genéticas para determinar con exactitud la coincidencia genética entre individuos inscritos en el programa.  El algoritmo reconoce coincidencias entre personas desconocidas, no relacionadas y ubicadas en diversos puntos geográficos.

Pasos para acceder al programa de donación renal pareada:

  1. Contar con un donador vivo voluntario.
  2. Una vez que la pareja se inscriba al programa, se realizarán distintas pruebas genéticas y estudios de histocompatibilidad, con el propósito de registrar la información en el sistema.
  3. Se aplicará el ‘Algoritmo de Compatibilidad’, que determinará la afinidad con otras parejas receptor-donador.
  4. Cuando se encuentre una coincidencia potencial en el sistema, se realizarán pruebas médicas más avanzadas para confirmar la coincidencia.
  5. Identificada la compatibilidad, el paciente tendrá un donante vivo y la institución tratante podrá proceder con el protocolo de trasplante.

Fuente: El Hospital