La presión arterial diastólica también es importante para predecir el riesgo cardiovascular

Estudio demuestra que la presión arterial diastólica también es importante para predecir el riesgo cardiovascular

Un estudio recientemente publicado en el ‘New England Journal of Medicine’ (acceda al documento aquí) ha indicado que existe una relación “clara”entre la presión arterial sistólica (conocida como ‘alta’) y la diastólica (conocida como ‘baja’) y los resultados cardiovasculares.

Según los hallazgos del estudio, ambas lecturas de la presión arterial predijeron de manera independiente el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, indistintamente de la definición utilizada para tratar la presión arterial alta (≥140/90 mm Hg y ≥130/80 mm Hg).

Es decir, aunque la elevación de la presión arterial sistólica tuvo un efecto mayor en los resultados, tanto la hipertensión sistólica como la diastólica influyeron fuertemente en el riesgo de eventos cardiovasculares adversos, en los umbrales mencionados.

Para el autor principal del estudio, Alexander Flint, especialista en accidentes cerebro vasculares, este hallazgo va en contra de muchas investigaciones previas que han demostrado que una presión arterial sistólica alta es más probable que produzca resultados adversos que la presión diastólica.

Además, ha destacado que el descubrimiento de que la hipertensión sistólica y diastólica tienen impactos similares sobre el riesgo cardiovascular en el umbral ≥130/80, proporciona un apoyo independiente para los cambios recientes que se hicieron en las directrices del Colegio Americano de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón, que recomendaron un mayor control de la presión arterial en pacientes con mayor riesgo de hipertensión.

“Este estudio aporta una gran cantidad de datos sobre una pregunta básica, y brinda una respuesta clara”, ha sostenido el investigador, quien ha señalado que estos resultados se encontraron luego de ajustar los datos para los posibles factores de confusión.

“La controversia ha persistido durante mucho tiempo acerca de si la presión arterial sistólica, la presión arterial diastólica o ambas contribuyen al riesgo cardiovascular.

Este análisis que utiliza una gran cantidad de datos longitudinales demuestra de manera convincente que ambos son importantes, y muestra que en personas que por lo general están sanas, los números de presión arterial más bajos son mejores”, ha agregado Deepak L. Bhatt, coautor de la investigación.